50 años después, universitarios protagonizan la ‘Marcha del Silencio’

0

Con una serpiente humana formada por miles de personas agrupadas en decenas de contingentes de diferentes universidades, organizaciones sociales, sindicatos, trabajadores y estudiantes comenzó la marcha del silencio que conmemora, aquella manifestación de 1968 en la que 300 mil estudiantes asistieron.

Universitarios marchan del Museo de Antropología al Zócalo en demanda de seguridad y la expulsión de porros.

Cincuenta años después, los estudiantes vuelven a tomar las calles de la Capital del País para protestar en silencio.

Como lo hicieron los jóvenes de 1968, alumnos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), del Instituto Político Nacional (IPN), de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) se movilizan, al igual que los padres de los 43 normalistas.

Los contingentes provienen, al menos, de 23 escuelas y facultades, entre ellos el CCH Azcapotzalco, Oriente, Vallejo, Escuela Nacional de Antropología y Escuela Nacional de Danza.

También de la Preparatoria 7, la FES Iztacala, UACM, Instituto Politécnico Nacional, UAM, y la Facultad de Artes y Diseño.

Los últimos contingentes son los de las Facultades de Arquitectura y Ciencias, la FES Cuautitlán y la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

Emulando la llamada “Marcha del Silencio”, que marcó uno de los momentos más simbólicos de la movilización estudiantil del ’68, los universitarios partieron poco después de las 16:20 horas.

La marcha es encabezada por el contingente del CCH Azcapotzalco, plantel donde detonó el movimiento.

“¡Azcapo, Azcapo!”, corearon cientos de universitarios cuando arribó el contingente de ese CCH a Paseo de la Reforma, a la altura de Antropología.

Minutos antes de iniciar, los distintos contingentes lanzaron “Goyas”, gritaron “El que no brinque es porro” y contaron del 1 al 43 por los desaparecidos de Ayotzinapa.

La Avenida Paseo de la Reforma permanece cerrada en ambos sentidos desde las 16:10 horas, entre el Ángel de la Independencia y el Metro Auditorio.

Miembros del Comité 68 se mostraron orgullosos que los nuevos universitarios salgan a marchar.

“Es el compromiso de todo universitario estar a la vanguardia de lucha popular en un País”, comentó David Roura, del Comité 68.

Un pequeño contingente de ocho integrantes del Comité se presentó en la vanguardia de la movilización.

“Esta respuesta es como hace 50 años, nosotros la tuvimos en silencio pero esta va a se una marcha silenciosamente estridente”.

Ante consignas contra los porros, huelums y goyas, así como gritos de apoyo por los normalistas de Ayotzinapa, se dio la orden desde altavoces no hacerlo.

“En este momento se nos agolpa en nuestras mentes, los que estuvimos hace 50 años”, agregó Roura.

Recordó que entonces marcharon en silencio como respuesta a una estrategia de criminalización en la que se les quería tachar de jóvenes violentos.

En esta ocasión, las demandas que motivan la marcha son la expulsión de los porros de la UNAM, no más violencia contra los estudiantes y seguridad en todos los planteles, entre otras.

De la Estela al Ángel de la Independencia, la movilización se desarrolla prácticamente en silencio. Sin embargo al cruzar este último punto sí gritan “goyas” y otras porras.

Hasta el momento no se ha reportado ningún incidente, aunque un grupo de cinco jóvenes va realizando pintas en banquetas, paredes, postes y señalizaciones.

Los alumnos de la UNAM se han movilizado en los últimos días a raíz de la agresión de porros contra alumnos del CCH Azcapotzalco, cuando realizaban una protesta pacífica frente a la Torre de Rectoría, en Ciudad Universitaria, el pasado 3 de septiembre.

Fuente: Reforma/ Apro

Comentarios