4 años después, EPN ha cumplido apenas 61 de sus 266 compromisos

0

Reporte especial de SinEmbargo

Faltan dos años para que concluya el Gobierno de Enrique Peña Nieto y los 266 compromisos que empeñó en campaña y firmó ante Notario Público están cumplidos apenas en 22.9 por ciento.

Ante solicitudes de información mediante el Instituto Nacional de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos (INAI), la Presidencia de la República acepta que hay rezago, pero no explica cuál es la razón para el incumplimiento. La respuesta de la Primera Magistratura fue que la Administración concluirá el 30 de noviembre y entonces, los 266 compromisos estarán listos.

En los primeros 18 meses de gestión, el Jefe del Ejecutivo había entregado 4.5 por ciento y al completar dos años, había alcanzado el 4.8 por ciento de sus promesas. El año pasado, cuando llegó a la mitad de su mandato, tenía el 10.52 por ciento. Un año después, en la coyuntura de la entrega del Cuarto Informe de Gobierno, tiene 22.9 por ciento. Los números, obtenidos por este observatorio, reflejan un ritmo lento en los primeros años peñanietistas, pero bastante velocidad en 2015 y 2016.

Analizado por ámbitos, el listado de compromisos de Peña Nieto muestra huecos en la Transparencia, la Cultura, el Medio Ambiente y la Política. El primer compromiso de la lista peñanietista es la creación de una comisión anticorrupción a través del Sistema Nacional Anticorrupción. La legislación para el sistema fue promulgada por el Primer Mandatario este año, pero la comisión no ha sido conformada. Los Pinos sostiene en una respuesta a través del INAI que ese órgano equivale a la Secretaría de la Función Pública; pero es la hora que la titularidad de esta cartera está acéfala, después de la renuncia de Virgilio Andrade Martínez.

Sobre los compromisos del Presidente hay nubarrones. Vienen del exterior. El Fondo Monetario Internacional en su informe “Panorama Económico Regional” vislumbra que la economía mexicana no crecerá al tres por ciento sino hasta la próxima década, a pesar de las reformas estructurales y los recortes al Gasto Corriente.

Eso es en cuanto al futuro. Pero en el presente, la calificadora Standard and Poor’s (S&P) ha modificado de “estable” a “negativa” la calificación de impago de la deuda del Gobierno mexicano. A la tasa de crecimiento le puso el adjetivo de “decepcionante” dado que este país ha realizado más enmiendas estructurales que otros países.

El cumplimiento de las promesas del Presidente Enrique Peña Nieto está en riesgo si se toma en cuenta que cada año se ha profundizado el ajuste al gasto público. El año pasado, el Gobierno federal reaccionó a la subida del precio del petróleo con un ajuste de 124.3 millones de pesos. Este año ha decidido dos recortes. En febrero anunció uno por 132 mil 300 millones de pesos y en junio, para hacer frente a las consecuencias económicas de la salida de Gran Bretaña de la Unión, presentó otro de poco más de 30 mil millones.

Una de las dependencias más afectadas por los recortes es la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), a cargo de Gerardo Ruiz Esparza, porque es la que concentra el mayor número de las promesas pronunciadas en campaña. A Comunicaciones le corresponde 154 de las cuales, sólo 27 están cumplidas.

Ejemplo de la perturbación económica sobre los compromisos es la cancelación del 243 que implicaba la construcción del tren transpeninsular desde Mérida, Yucatán, hasta Puerto Venado, Quintana Roo. Ante una solicitud de información, Los Pinos admite que fue cancelado por el recorte de 2015.

Con todo, si el Presidente ha cumplido 15.25 compromisos por año, requiere otros 13.44 años para terminar. Su Gobierno tendría que extenderse 11.44 años más.

Fuente: Sin Embargo

Comentarios

Skip to toolbar